Ir al contenido principal

El núcleo místico de las Grandes Tradiciones



(artículo traducido de Center for Sacred Sciences, www.centerforsacredsciences.org)


Seis grandes religiones han dado forma a las civilizaciones más importantes que existen en la actualidad: las tres religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam) y las tres religiones orientales (hinduismo, budismo, y taoísmo/confucianismo). Estas religiones parecen estar muy en desacuerdo con los demás cuando nos fijamos en sus formas exteriores o exotéricas. No sólo tienen diferentes ritos, rituales, rezos y preceptos, también en muchos casos la mayoría de sus doctrinas fundamentales sobre la naturaleza de la Realidad parecen contradecirse entre sí. Por ejemplo el “No tendrás otros dioses más que Yo" del  judaísmo parece estar en oposición directa a la adoración exuberante del hinduismo de tres millones de dioses. La deidad trinitaria del cristianismo contrasta fuertemente con el Camino amorfo del taoísmo, mientras que el principio fundamental del Islam, "No hay dioses, sino Dios", aparece completamente opuesto a la insistencia del budismo en que no hay Dios en absoluto. 

Si ahondamos más profundamente, sin embargo, encontramos en cada una de estas tradiciones religiosas de una corriente de la enseñanza interna o esotérica, dada por los místicos—aquellos hombres y mujeres que afirman haber tenido un reconocimiento directo o gnosis, de la naturaleza última de la Realidad. Por otra parte, si comparamos los testimonios de estos místicos acerca de la naturaleza de esta realidad, nos encontramos con que, a pesar de las grandes separaciones en tiempo, lugar, idioma y cultura, son sorprendentemente similares---tanto es así que muchos estudiosos han llegado a ver su enseñanzas como constituyendo una sola filosofía perenne, que, como una flor incontenible, sigue floreciendo una y otra vez en la psique humana. 

Uno de los objetivos principales del Centro para las Ciencias Sagradas es preservar y promover las enseñanzas de los místicos y mostrar exactamente qué es lo que tienen en común. A continuación, por ejemplo, presentamos nueve puntos acordados por los místicos de todas las grandes tradiciones, junto con ejemplos de citas que demuestran este acuerdo. 

1. 1. Todos los místicos acuerdan en que la Realidad Primordial--llámesela Alá, Brahman, la Naturaleza Búdica, En-Sof, Dios, o el Tao- no puede ser captada por el pensamiento o expresada con palabras. (De hecho, la palabra místico se relaciona a la palabra mudo, y ambas derivan de la raíz griega mustes, que significa “con la boca cerrada"). 

"El Tao que puede ser nombrado no es el verdadero Tao."
---Lao Tzu (Taoísta)

"El Espíritu supremo es inmensurable, inaprensible, más allá de la concepción, no nacido, más allá del razonamiento, más allá del pensamiento."
—Upanishads (Hindu)

"Las palabras y las oraciones son producidas por la ley de la causalidad y son mutuamente condicionantes --- no pueden expresar la Realidad más elevada."
—El Lankavatara Sutra (Budista)

"Aquel que está más allá de todo pensamiento es inconcebible por todo pensamiento."
—Dionisio el Areopagita (Cristiano)

"Los gnósticos saben, pero lo que saben no puede ser comunicado. No está en el poder de los poseedores de esta tan deliciosa condición acuñar una palabra que denote lo que saben."
---Ibn 'Arabi (Musulmán)



2. 2. La razón porque la Realidad Primordial no puede ser captada por el pensamiento o comunicarse con palabras es que los pensamientos y palabras, por definición, crean distinciones y, por tanto, dualidad. Incluso el simple acto de nombrar algo crea la dualidad, porque distingue lo que se nombra de todas las otras cosas que se dejan sin nombre. Sin embargo, los místicos de todas las grandes tradiciones coinciden en que todas las distinciones son imaginarias y que la Naturaleza Primordial de la Realidad es no-dual. 

"En esencia las cosas no son dos sino una. ... Toda la dualidad es falsamente imaginada."
—Lankavatara Sutra (Budista)

"No importa lo que un hombre engañado pueda pensar que está percibiendo, él está en verdad viendo a Brahman y nada más que a Brahman. ... Este universo, que se superpone a Brahman, no es más que un nombre."
—Shankara (Hindú)

"Si deseamos ver las cosas de forma verdadera, ellas son ajenas a la bondad, la verdad y todo lo que tolera cualquier distinción. Son íntimas del Uno que está desprovisto de cualquier tipo de multiplicidad y distinción."
—Meister Eckhart (Cristiano)

"La Unidad está al otro lado de las descripciones y los estados. Nada excepto la dualidad entra al campo de juego del habla."
—Rumi (Musulmán)

"Allí todas las cosas son como uno; las distinciones entre "la vida" y la muerte "," la tierra" y “el mar", han perdido su significado."
—Maestro jasídico anónimo (Judío)


3. 3. A pesar de que los místicos no pueden definir la Realidad Primordial en palabras, sin embargo utilizan las palabras para señalar hacia Aquello que está más allá de las palabras. Por ejemplo, todos los místicos acuerdan en que, mientras que la Realidad Primordial constituye la verdadera naturaleza de todo, en sí misma no es nada. 

"Neti neti" (ni esto ni aquello)
---Upanishads (Hindú)

"El Vacío (shunyata)... es la naturaleza primordial de todo lo que existe."
—Lama Yeshe (Budista)

"Las miríadas de criaturas en el mundo nacen de Algo, y Algo nace de la Nada."
—Lao Tzu (Taoísta)

"Está dentro de nuestros intelectos, almas y cuerpos, en el cielo, en la tierra, y sin dejar de ser lo mismo en sí mismo, está simultáneamente dentro, alrededor y por encima del mundo, supra-celestial, supra-esencial, un sol, una estrella, fuego, agua, espíritu, rocío, nubes, piedra, roca, todo lo que existe; sin embargo no es nada."
—Dionisio el Areopagita (Cristiano)

"Él no está acompañado de cosidad, ni tampoco se la atribuimos. La negación de la cosidad en Él es uno de sus atributos esenciales."
---Ibn 'Arabi (Musulmán)

"El Dios oculto, al núcleo íntimo de la Divinidad por así decirlo no tiene ni cualidades ni atributos."
—Gershom Scholem (Judío)



4. 4. Aunque los místicos dicen que la Realidad Primordial no es una cosa, también acuerdan en que este vacío o no-cosidad no es un mero vacío. Resplandece con la Luz del Espíritu Puro, Conciencia Primordial, la Mente Buddica, o la Conciencia en Sí misma. 

"Él es lo Eterno entre las cosas que pasan, la Conciencia pura de los seres conscientes."
—Upanishads (Hindú)

"Todos los Budas y todos los seres sintientes no son más que la Única Mente, aparte de la cuál nada existe."
—Huang Po (Budista)

"La luz con que es iluminada el alma, con el fin de que pueda ver y verdaderamente comprender todo ... es Dios mismo."
—San Agustín (Cristiano)

"Él es el espíritu del cosmos, su oído, su vista, y su mano. A través de Él el cosmos escucha, por medio de Él ve, por medio de Él habla, por medio de Él capta, por medio de Él funciona." —Ibn 'Arabi (Musulmán)

"La Mente proviene de esta sublime y completamente unificada fuente superior; esta es dividida sólo cuando entra en el universo de distinciones."
—Menahem Nahum (Judío)



5. 5. Los místicos de todas las tradiciones también están de acuerdo en que cuando distinciones creadas por la imaginación se toman como reales ---especialmente la distinción entre “sujeto” y “objeto”, “yo” y “otros”, “sí-mismo” y “mundo”---perdemos de vista la Naturaleza Primordial de la Realidad y caemos en la ilusión. Esta es la causa de todo nuestro sufrimiento. 

"La disfunción fundamental de nuestra mente toma la forma de una separación entre yo y el otro. Nos aferramos erróneamente a un "yo" al cual el apego se aferra, al mismo tiempo que concebimos a un "otro" que es la base de la aversión."
—Bokar Rimpoché (Budista)

"En tanto que el sentido de "yo" y "mío" persista, es seguro que va a haber dolor y carencia en la vida del individuo."
—Anandamayi Ma (Hindú)

"Cada hombre tiene muchos motivos para la tristeza, pero sólo entiende la profunda razón universal para la pena quién experimenta que él es."
—Cloud of Unknowing (Cristiano)

"Mientras que usted sea "usted", será miserable y empobrecido."
—Javad Nurbakhsh (Musulmán)

"¿Cómo puede un recipiente finito esperar contener al infinito Dios? Por lo tanto, véase a sí mismo como nada; únicamente uno que no es nada puede contener la plenitud de la Presencia."
—Menahem Nahum (Judío)



6. 6. El hecho de que las distinciones no son en última instancia reales significa que no somos verdaderamente seres independientes. En la Realidad, todos los místicos declaran, nuestra Verdadera Naturaleza es Dios, Brahman, la Naturaleza Búdica, el Tao, o la Conciencia misma. 

"Nuestra propia naturaleza misma es el Buda, y aparte de esta naturaleza no hay otro Buda."
—Hui-Neng (Budista)

"Habiendo dejado de lado la Vida y la Muerte, él es ahora completamente uno con la Transmutación universal."
—Kuo Hsiang (Taoísta)

"Dios es el más propio Ser de uno, el aliento de la propia respiración, la vida de la propia vida, el Atman."
—Anandamayi Ma (Hindú)

"Alguna gente sencilla piensa que ellos verán a Dios como si Él estuviera parado allí y ellos aquí. No es así. Dios y yo, somos uno."
—Meister Eckhart (Cristiano)

"Tú eres Él, sin ninguna de estas limitaciones. Entonces si conoces tu propia existencia de esta manera, entonces conoces a Dios; y si no, entonces no."
—Ibn 'Arabi (Musulmán)

"Porque ahora él no está más separado de su Maestro, y observen, él es su maestro y su Maestro es él."
—Abraham Abulafia (Judío)



7. 7. Aunque la Verdad de la propia identidad con la Realidad Primordial no puede ser captada por el pensamiento, todos los místicos dan testimonio de que esto puede reconocerse a través de un Despertar Gnóstico (Iluminación), que sobrepasa por completo a la mente pensante. 

"El tiempo vendrá cuando su mente de repente se detenga, como una rata vieja que se encuentre en un callejón sin salida. Entonces ocurrirá una inmersión en lo desconocido con el grito de "¡Ah, esto!""
---Yun-man (Budista)

"Cuando el espejo de mi mente se aclaró... Vi que Dios no es otro que yo mismo, y este conocimiento no-dual destruyó completamente toda idea de "tu" y "yo". Llegué a saber que este mundo no es diferente de Dios."
—Lalleshwari (Hindú)

"Aquí, renunciando a todo los que la mente pueda concebir, envuelto por completo en lo intangible y lo invisible, él pertenece por completo a aquel que está más allá de todo. Aquí, no siendo ni uno mismo ni algún otro, uno está supremamente unido por una completamente no-cognoscente inactividad de todo conocimiento, y conoce más allá de la mente al no conocer nada."
—Dionisio el Areopagita (Cristiano)

"Él ve únicamente a Dios como siendo aquello que él ve, percibe que el veedor es lo mismo que lo visto. Esto es suficiente, y Dios es el dador de la gracia, el Guía."
—Ibn 'Arabi (Musulmán)

"Es descendiendo a las profundidades de su propio ser que el hombre se pasea a través de todas las dimensiones del mundo; en su propio ser él levanta las barreras que separan una esfera de la otra; en su propio ser, finalmente, trasciende los límites de la existencia natural y al final de su camino, sin, por así decirlo, un solo paso más allá de sí mismo, él descubre que Dios es “todo en todo" y que “no existe nada excepto Él"."
—Gershom Scholem (Judío)


8. 8. Todos los místicos concuerdan en que Reconocer nuestra Identidad con esta Realidad Primordial trae la liberación del sufrimiento y la muerte. 

"Cuando un hombre conoce a Dios, es libre: sus penas tienen un fin, y el nacimiento y la muerte dejan de existir."
—Upanishads (Hindú)

"¿Qué es el sufrimiento? ¿Qué es la muerte? En realidad, no tienen ninguna existencia. Aparecen en el marco de las manifestaciones producidas por la mente envuelta en una ilusión. ... En el vacío de la mente, no hay muerte. Nadie muere. No hay sufrimiento ni miedo."
—Bokar Rimpoché (Budista)

"Cuando el falso entendimiento es negado... desde el corazón de los iluminados, entonces "la muerte será absorbida para siempre y Dios borrará las lágrimas de todos los rostros"."
---Abraham Abulafia (Judío)

"De repente, me di cuenta... "realmente es así, ¡en realidad no existe ni una sola cosa!" Con este único pensamiento, todos los enredos fueron deshechos. De repente, fue como si una carga de cien libras hubiese caído al suelo en un instante. Fue como si un rayo de luz hubiese penetrado en el cuerpo y traspasado el intelecto."
—Kao P'an-lung (Confucianista)

"Este hombre vive en una luz con Dios, y por lo tanto no residen en él ni el sufrimiento ni el paso del tiempo, sino una eternidad inmutable."
—Meister Eckhart (Cristiano)

"He sido liberado de este ego y de la voluntad propia---vivo o muerto, ¡que aflicción! Pero vivo o muerto, no tengo otro hogar más que la Bondad de Dios."
—Rumi (Musulmán)


9. 9. Por último, los místicos de todas las tradiciones coinciden en que sus enseñanzas sobre la Naturaleza Primordial de la Realidad no debe ser tomada solamente por la fe.  Así como las teorías científicas se pueden comprobar por cualquiera que esté dispuesto a realizar experimentos adecuados, las enseñanzas místicas se pueden verificar por cualquiera que esté dispuesto a dedicarse a realizar prácticas espirituales apropiadas y disciplinas. (Esto, dicho sea de paso, es por lo que en el Centro creemos que respecto a las enseñanzas y prácticas místicas correctamente se puede decir que constituyen una ciencia de lo sagrado.)
 
"Los que practican saben si la iluminación es alcanzada o no, al igual que los que beben agua saben si está caliente o fría."
—Dogen (Budista)

"La pura verdad del Atman, que está enterrado bajo Maya y los efectos de Maya, se puede alcanzar mediante la meditación, la contemplación y otras disciplinas espirituales tales como las que un conocedor de Brahman puede prescribir."
—Shankara (Hindú)

"Si usted no separa la piedra y la arena, ¿cómo puede recoger el oro? Baje la cabeza y cave en el agujero de la irrestricta no-reificación, cuidadosamente busque el corazón del cielo y la tierra con firme determinación. De repente, ¡podrá ver la cosa original!"
---Liu I-ming (Taoísta)

"Los patriarcas abrieron los canales de la mente en el mundo, enseñando a todos que iban a venir al mundo cómo excavar dentro de sí mismos una fuente de aguas vivas, para adherirse a su fuente, la raíz de sus vidas."
—Menahem Nahum (Judío)

"El camino de los sufis es el camino de la exacta gnosis de Dios, y del conocimiento de las diversas formas de entrenamiento necesario para la gnosis de Dios."
—'Abd al-Wahab (Musulmán)

"Si siguen mis enseñanzas, entonces verdaderamente son mis discípulos y ustedes llegarán a una gnosis de la verdad, y la verdad los hará libres."
—Jesús de Nazaret (Cristiano)

Comentarios

  1. Dios, Espíritu, Absoluto, Tao, Brahman, Verdad, Todo, Nada, Vacío, Vacuidad...

    Vaya aprieto cada vez que, para referirnos a "..." (cachis, ya iba a ponerle otro nombrecito)... En fin, ¿qué decir de lo que dice? xD!

    Ésto es Ésto, y Ésto es la expresión de Ésto, y Ésto es Ésto expresándose, y Ésto es Ésto nombrando Ésto, y Ésto es tan solo el nombramiento de Ésto.

    Ésto es un nombre para Ésto... y, Ésto es lo que da nombre a Ésto.

    Gracias, he disfrutado mucho la lectura de éste post, hay una recopilación de frases muy profundas :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

J. Krishnamurti, sobre la distracción

-Todo pensamiento que os viene representa algún interés. No le llaméis distracción ni lo condenéis: seguidlo completamente, plenamente.

-Cuando la distracción ha sido comprendida del todo, esa particular distracción se ha ido.

-Deseáis concentraros en lo que se esta diciendo, y vuestra mente divaga hacia lo que un amigo dijo anoche. A este conflicto le llamáis distracción

-Pero si comprendéis lo que causa la distracción, no hay necesidad de procurar concentrarse: cualquier cosa que hacéis es concentración. El problema, pues, no es la divagación, sino por qué la mente divaga. Cuando la mente divaga y se aleja de lo que se esta diciendo, es que no os interesa lo que oís. Si estéis interesados, no estáis distraídos,

-Creéis que deberíais interesaros por un cuadro, una idea, una conferencia, pero vuestro interés no está en ello; de ahí que la mente se desvíe en todas direcciones. ¿Por qué no habríais de reconocer que no estáis interesados, dejando que la mente divague? Cuando no estáis inte…

La impermanencia, por Sogyal Rimpoche

Citado de: Sogyal Rimpoche, "El libro tibetano de la vida y la muerte"

La impermanencia Para empezar a privar a la muerte de su mayor ventaja sobre nosotros, adoptemos una actitud del todo opuesta a la común; privemos a la muerte de su extrañeza, frecuentémosla, acostumbrémonos a ella; no tengamos nada más presente en nuestros pensamientos que la muerte. No sabemos dónde nos espera la muerte: así pues, esperémosla en todas partes. Practicar la muerte es practicar la libertad. El hombre que ha aprendido a morir ha desaprendido a ser esclavo.
Montaigne ¿Por qué exactamente nos asusta tanto la muerte que nos negamos en redondo a contemplarla? Dentro de nosotros, en lo más hondo, sabemos que no podremos evitar eternamente enfrentarnos a la muerte. Cuanto más tardamos en afrontar la muerte, cuanto más la borramos de nuestros pensamientos, mayores son el miedo y la inseguridad que se acumulan. La muerte es un enorme misterio, pero de el…