Ir al contenido principal

Nisargadatta Maharaj


 

Sri Nisargadatta Maharaj nació en Bombay en 1897. Sus padres, que le dieron el nombre de Maruti. En 1924 contrajo matrimonio, haciéndose más tarde comerciante de cigarrillos en Bombay donde él y su esposa formaron una familia. 
A la edad de 34 años encontró a su Gurú y tres años más tarde reconoció su verdadero Ser, tomando el nombre de Nisargadatta. Continuó viviendo la vida de un comerciante indio ordinario pero hasta su muerte en 1981, devotos de todo el mundo han viajado para oír el mensaje único de Sri Nisargadatta Maharaj. Sus conversaciones fueron registradas y publicadas en libros de los cuales "Yo Soy Eso" es el más conocido.

¿Qué fue lo que descubrió? Veamos cómo lo explicó él mismo a un interlocutor:


Int: Por favor, dígame cual senda hacia la realización de sí mismo es la más corta.
Mah: Ninguna vía es corta o larga, pero algunas gentes tienen más seriedad y
otras menos. Yo puedo hablarle sobre mí mismo. Yo era un hombre simple, pero con- fié en mi Gurú. Lo que él me dijo que hiciera, eso hice. Me dijo que me concentrara sobre «yo soy» —eso hice. Me dijo que yo soy más allá de todo lo perceptible y con- cebible —yo le creí. Le di mi corazón y mi alma, toda mi atención y todo mi tiempo libre (yo tenía que trabajar para mantener a mi familia). Como resultado de la fe y de la aplicación seria, realicé mi sí mismo (swarupa) en tres años.
Usted puede escoger cualquier vía que le convenga; su seriedad determinará elgrado del progreso.
Int: ¿Ninguna sugerencia para mí?
Mah: Establézcase firmemente en la presenciación de «yo soy». Esto es el co-
mienzo y también el fin de toda la tarea

Mah
: No es la devoción hacia una persona lo que es crucial, sino la firmeza y laprofundidad de su devoción a la tarea. La vida misma es el Gurú Supremo; esté aten- to a sus lecciones y sea obediente a sus mandatos. Cuando usted personaliza su fuen- te, tiene un Gurú exterior; cuando usted los toma de la vida directamente, el Gurú está dentro. La palabra de su Gurú, ya sea externo o interno —recuérdela, medítela, pondérela, viva con ella, ámela, crezca dentro de ella, crezca con ella, hágala suya propia. Ponga usted todo y obtendrá todo. Yo lo hice. Todo mi tiempo, yo se lo daba a mi Gurú y a lo que él me dijo.
Retorna a ese estado de ser puro, donde el “yo soy” está todavía en su pureza antes de contaminarse con “yo soy esto” o “yo soy eso”. Tu carga es solo de falsas autoidentificaciones —abandónalas todas».


En las palabras del erúdito en Advaita, el Dr. Robert Powell:
"Ccomo los antiguos maestros zen, el estilo de Nisargadata es abrupto, provocative e inmensamente profundo -- enfocandose en el núcleo de las cuestiones y dedicando poco esfuerzo a lo inesencial. Sus dichos tersos pero potentes son conocidos por su habilidad de producir cambios en la conciencia, simplemente por escucharlos o incluso leerlos.


Libro completo "Yo Soy Eso":
En línea
Descarga

Comentarios

Entradas populares de este blog

J. Krishnamurti, sobre la distracción

-Todo pensamiento que os viene representa algún interés. No le llaméis distracción ni lo condenéis: seguidlo completamente, plenamente.

-Cuando la distracción ha sido comprendida del todo, esa particular distracción se ha ido.

-Deseáis concentraros en lo que se esta diciendo, y vuestra mente divaga hacia lo que un amigo dijo anoche. A este conflicto le llamáis distracción

-Pero si comprendéis lo que causa la distracción, no hay necesidad de procurar concentrarse: cualquier cosa que hacéis es concentración. El problema, pues, no es la divagación, sino por qué la mente divaga. Cuando la mente divaga y se aleja de lo que se esta diciendo, es que no os interesa lo que oís. Si estéis interesados, no estáis distraídos,

-Creéis que deberíais interesaros por un cuadro, una idea, una conferencia, pero vuestro interés no está en ello; de ahí que la mente se desvíe en todas direcciones. ¿Por qué no habríais de reconocer que no estáis interesados, dejando que la mente divague? Cuando no estáis inte…

La impermanencia, por Sogyal Rimpoche

Citado de: Sogyal Rimpoche, "El libro tibetano de la vida y la muerte"

La impermanencia Para empezar a privar a la muerte de su mayor ventaja sobre nosotros, adoptemos una actitud del todo opuesta a la común; privemos a la muerte de su extrañeza, frecuentémosla, acostumbrémonos a ella; no tengamos nada más presente en nuestros pensamientos que la muerte. No sabemos dónde nos espera la muerte: así pues, esperémosla en todas partes. Practicar la muerte es practicar la libertad. El hombre que ha aprendido a morir ha desaprendido a ser esclavo.
Montaigne ¿Por qué exactamente nos asusta tanto la muerte que nos negamos en redondo a contemplarla? Dentro de nosotros, en lo más hondo, sabemos que no podremos evitar eternamente enfrentarnos a la muerte. Cuanto más tardamos en afrontar la muerte, cuanto más la borramos de nuestros pensamientos, mayores son el miedo y la inseguridad que se acumulan. La muerte es un enorme misterio, pero de el…